No es un secreto que para todos en general es muy importante nuestra sonrisa. Con ella convivimos todo el tiempo, es nuestra carta de presentación, por eso sus cuidados son un acto de primera necesidad.

A medida que envejecemos, nuestros dientes se desgastan y debilitan, su esmalte se adelgaza, por lo que tampoco están protegidos, pueden desarrollar astillas, grietas y otras imperfecciones, o podemos perder uno, dos o más dientes.

Para ello las coronas e implantes dentales nos ayudan, al reparar daños en dientes. Reemplazan la estructura dental perdida por caries o lesiones, protegen la parte del diente que queda y restauran la forma y la función del diente. Los puentes, las dentaduras postizas y las dentaduras parciales llenan un espacio en la mandíbula. Protegen la forma de la boca y restauran sus funciones.

Los implantes dentales son las prótesis más completas. Los implantes pueden reemplazar permanentemente varios dientes. Se unen a la mandíbula y los pilares se asientan sobre el implante. Con el tiempo, el hueso crecerá alrededor de estos accesorios y los anclará firmemente.

Los implantes dentales pueden ser la mejor opción para pacientes con intolerancia a la dentadura postiza o que no pueden masticar los alimentos adecuadamente. Las prótesis aumentan enormemente el bienestar y ayudarán a recuperar esa sonrisa.

¿Estás listo para crear prótesis y aplicarles en tu vida laboral? Llámanos somos Instituto de Protesistas Dentales de San Luis Potosí, expertos en el tema.